Top 5

Kaleidoscope String Quartet
Laibach
Tangos de importación
Tonino Carotone
Shantel
   

Calle 13

Macheteros del micrófono

Calle 13

País: Puerto Rico • Región: Centroamérica • Género: Hip Hop

Por Mariano García
@solesdigital

Destacándose en la escena del hip hop latino, y logrando que el reggaetón escape de los múltiples convencionalismos y clichés que en poco tiempo ha adquirido, Calle 13 es una de las bandas a las que no hay que perderles el paso.

Los creadores de los éxitos internacionales “Atrévete-te”, “Se vale to-to” y “Pal Norte”, René Pérez (“Residente”) y Eduardo José Cabra Martínez (“Visitante”), han llevado al hip hop en español por nuevos caminos, con letras y rimas frescas y un sonido urbano que golpea donde debe. Con guiños de sensualidad, humor y múltiples referencias a la cultura popular, tampoco eluden el comentario social en sus canciones.

Aunque en la actualidad se los reconozca por sus temas más entretenidos, que juegan con el machismo latinoamericano y la sexualidad callejera, Calle 13 tiene mucho más para aportar. De hecho, al tiempo que la sensual “Se vale to-to” los ponía a sonar en las radios por el año 2005, el grupo mostraba su costado más político con la incendiaria “Querido FBI”, una furiosa diatriba contra la agencia de inteligencia norteamericana escrita a pocas horas de que éstos asesinaran al líder del Ejército Popular Boricua (“Macheteros”) Filiberto Ojeda Ríos. Entre otras cosas, Residente canta en la letra de la canción “hoy me disfrazo de machetero, y esta noche voy a ahorcar a diez marineros” “el FBI en un lío se ha metido / están jodidos, se jodió la casa blanca / a los Federales con mierda les tiro”.

Desde entonces, quedó claro que esta banda se salía de los estereotipos que pronto dominaron el hip hop y sobre todo el reggaetón boricua. Aunque escasamente difundida fuera de la isla, “Querido FBI” es un capítulo fundamental para entender lo que diferencia a Calle 13 del resto de sus colegas. En cierto modo, funcionan como los Public Enemy a la inversa: las dos caras de la moneda (el lado comprometido de Chuck D y la variante payasesca de Flavor Flav) pero en sentido inverso, con lo paródico en primer plano, y el comentario social pegando cuando uno menos se lo espera.

Así como Tego Calderón expandió las posibilidades musicales del reggaetón, Calle 13 le aportó oxígeno a una poesía urbana viciada por la asfixiante fórmula “sexo, armas, droga y dinero” patéticamente importada del gangsta rap norteamericano.

A una obsesión por las rimas precisas, se le suma una ácida visión de la realidad y agudos relatos, que le valieron la denominación del New York Times de “los intelectuales del reggaetón”. No es gratuita la denominación, ya que René “Residente” tiene una maestría en Cine, y Eduardo “Visitante” tiene una sólida formación musical en piano y otros instrumentos, como el acordeón.

Con apenas dos discos editados, Calle 13 y Residente o Visitante, ya se convirtieron en una de esas bandas que todos quieren tener cerca, ya que aportan calidad, frescura y diversión como pocos pueden hacer hoy en la escena latina. Si en su disco debut de 2005 los músicos invitados eran básicamente boricuas (incluyendo su hermana, bajo el seudónimo de PG-13), en su segunda entrega, de 2007, se anotaron en la lista artistas de la talla de Bajofondo Tango Club y Vicentico (de Argentina), los cubanos Orishas y el infalible Tego Calderón representando a los locales.

A fuerza de originalidad y talento se han ganado un lugar sobresaliente dentro del género que los vio nacer. El futuro inmediato nos dirá si los Calle 13 tienen la entereza como para resistir los cantos de las sirenas de la industria musical y no sólo ofrecer diversión a sus seguidores, sino también algo distinto para escuchar entre tanta mediocridad que ofrece el escenario principal de la música popular en español. Ojalá resistan.

23/4/2008

Atajos:

Calle 13: Coqueteando con la demagogia (2011)

www.fronteramusical.com.ar