Top 5

Laibach
Kaleidoscope String Quartet
Khaled, Taha, Faudel
Tonino Carotone
Ry Cooder
   

Daniel Melingo – Maldito Tango

Tangos fatales

Daniel Melingo

País: Argentina • Región: Sudamérica • Género: Tango

Por Mariano García
@solesdigital

Sello: Random Records. Género: Tango. Duración: 55:40’. Cantidad de temas: 11 + 2 bonus tracks. Músicos: Daniel Melingo (voz, piano, guitarra, clarinete, vibráfono, percusiones, kazoo), Patricio Cotella (contrabajo), Gustavo Paglia (bandoneón), Jorge Giuliano (guitarra) y Javier Casalla (violín y violín corneta). Año 2008.

En tiempos en que el rock cada vez tiene menos para decir y mucho por vender, y que la modernización del tango se atora en baches electrónicos for export, Daniel Melingo ofrece una salida de emergencia con su Maldito Tango. Lo hace superando la dificultad de continuar los geniales discos Tangos Bajos (1998) y Ufa! (2000) sin repetirse; y lo logra en base a letras siempre originales, nuevas exploraciones en lo musical, y sobre todo en una interpretación casi actoral en la cual se pone en la piel de cada personaje de arrabal para darle vida con su voz carrasposa.

Aquí escuchamos nuevamente a un Melingo que se sumerge en arrabales porteños intoxicados de romanticismo parisino, transitando orillas oscuras que este genio maldito rescata del olvido. De sus tres álbumes tangueros, este último es el que tiende más puentes hacia el rock, con la presencia de músicos como Vicentico, Flavio Cianciarullo y el fallecido Toto Roblat (Los Fabulosos Cadillacs), Skay Beilinson (ex guitarrista de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota), Pity Álvarez (Intoxicados) y Pipo Cipolati (compañero de andanzas de Melingo en los ’80 con Los Twist).

De estas conjunciones surgen los momentos más originales del disco, sobre todo el dueto con Vicentico en la genialmente densa “Pequeño Paria”, donde sus voces quejumbrosas se potencian hasta el escalofrío en medio de zumbidos tenebrosos y un candombe alucinado.

Como en discos anteriores, hay lugar para el chamamé con “Julepe en la tierra”, historia campestre ambientada en… el boliche de Fontova. El mismo Horacio Fontova que aparece como voz invitada en “Cha digo!” (del poeta lunfardo Dante Linyera, 1903-1938), donde la guitarra de Beilinson se suma a un contrabajo furioso en otro de los momentos de mayor dramatismo.

La milonga callejera tiene su momento con “En un bondi color humo”, de introducción piazzolística, métrica deudora de “Taquito Militar” (Mariano Mores, 1952) y nuevamente las afiladas líricas lunfardas de Luis Alposta, principal aliado en esto de incursionar por los tangos reos y rantifusos. Junto a Alposta y la base musical de su banda, Los Ramones del Tango, revive la Buenos Aires de antaño en clave moderna con “A lo Magdalena” y “Se igual”. No puede faltar el homenaje permanente al poeta que más influye en la obra tanguera de Melingo, Enrique Cadícamo, con “Montmartre de hoy”.

En el instrumental “Luisito” Melingo le da respiro a su castigada garganta y con el clarinete como solista nos recuerda que, además de genial intérprete y compositor, es un gran instrumentista (en el disco toca también piano, guitarra, vibráfono, percusiones, y el insólito kazoo).

La experimentación compositiva llega a su límite en “Eco il mondo”, que transcurre en un cabaret donde la historia de un viejo decadente se pierde a los dos minutos de comenzar en un solo desgarrador del violín de Javier Casalla que hace trizas el ambiente sostenido por el contrabajo y unos pájaros de fondo que llevan durante los siguientes diez minutos de improvisación a un final del álbum cercano a la locura.

Con su nuevo disco, Daniel Melingo deja a la música argentina en una trágica paradoja: que lo más original en el tango de los últimos tiempos esté hecho por músicos provenientes del rock, pero al mismo tiempo que el mejor disco del 2008 en el que participaron músicos de rock suene a milonga y candombe.

21/1/2009

Fuente: Soles Digital

http://www.solesdigital.com.ar/discos/melingo.html

Atajos:

Ver más de Daniel Melingo

www.fronteramusical.com.ar