Top 5

Laibach
Kaleidoscope String Quartet
Khaled, Taha, Faudel
Tonino Carotone
Ry Cooder
   

Los Saicos

Punk rock, aquella música peruana de los ‘60

País: Perú • Región: Sudamérica, América • Género: Rock

Por Mariano García
@solesdigital

Para algunos, es una simple provocación. Para otros, una verdad que cada vez se impone a fuerza de revisionismo, distorsión y grito pelado. Por más que les duela a los puristas anglófilos del género, el punk rock ya no reconoce sus orígenes en los convulsionados barrios obreros de la Inglaterra de los años ’70. Los restos arqueológicos hay que ir a buscarlos al Perú de los años ’60, cuando una de las etapas musicales más prolíficas del circuito limeño aparecieron una gran cantidad de grupos de rock que tocaban en cines, radio o televisión. Uno de ellos se convirtió casi por accidente en el precursor de lo que una década más tarde se conocería como punk rock: Los Saicos.

En épocas donde la influencia Beatle era hegemónica en la región, y la mayoría de las bandas imitaba las estéticas y canciones de Lennon y McCartney (los Shakers en Uruguay) o a Elvis (Sandro, en Argentina), este cuarteto plantó las bases de lo que luego sería un culto underground, gracias a interpretar composiciones propias, escritas en español, y con una rebeldía proto punk inusual para la época.

Nacidos en 1964, integraban Los Saicos Erwin Flores (voz y guitarra rítmica), Rolando “Chino” Carpio (primera guitarra), César “Papi” Castrillón (bajo) y Pancho Guevara (batería). El nombre de la banda ha sido objeto de tantas versiones como la discusión sobre su música: dicen que en sus inicios se hacían llamar “Los Sádicos”, y que  debido a la censura de la época suprimieron la letra “d”. También se comenta que el nombre es un juego con la pronunciación de la palabra inglesa “psycho” (loco o demente).

Esta última interpretación parece ganar validez cada vez que se le da play a la docena de temas que dejaron registrados para la posteridad (en total, grabaron 6 vinilos de 45 rpm, cada uno con un tema por lado). Siendo detallistas, la combinación exacta de Los Saicos es la de un surfer rock de estilo californiano, que se torna punk gracias a la precariedad de las condiciones de sonido y grabación; unas letras deliciosamente rebeldes y provocativas y los gritos desaforados de Erwin Flores, que hubieran escandalizado a los mismísimos Lennon, Mc Cartney, Jagger o Richards de esas épocas.

La violencia sin sentido de su himno surfer-punk “Demolición”, que llama a demoler estaciones de tren; la demencia de “Camisa de fuerza”, “Salvaje”, “El entierro de los gatos”, o la oscuridad de “Fugitivo de Alcatraz”, forman hoy un repertorio de colección.

Su producción fue tan intensa como breve, y las historias posteriores a su separación en 1966, aún más bizarras. Luego de descargar con sus canciones tanta violencia adolescente, Erwin Flores, Rolando Carpio y Papi Castrillón viajaron a Estados Unidos; los dos primeros para dedicarse a la ingeniería y la física. Erwin se graduó en Washington DC y trabajó para la NASA durante 10 años.

Pero el mito de Los Saicos no paró de crecer durante las décadas siguientes, a fuerza de viejas anécdotas y rumores, hasta que en 1999 explotó la saicomanía. El sello discográfico Electro Harmonix reeditó en España los seis singles de Los Saicos, en vinilo, bajo el título de "Wild Teen Punk From Perú 1965: Los Saicos".

La expansión de Internet y las plataformas P2P hicieron el resto, expandiendo la ola hacia todas las latitudes. Pronto, se convirtieron en un fenómeno de culto entre los amantes de lo “vintage” y lo extravagante, y de la mano de sus renovados fanáticos se los ubicó como los pioneros de un género que ni siquiera existía cuando ellos tocaban, y del cual jamás se les había ocurrido reclamar la paternidad.

 

A principios de este año, el documental “Saicomanía”, dirigido por Héctor Chávez, los volvió a poner en el centro de la polémica teniendo como eje la pregunta “¿Realmente el primer grupo punk es peruano?”. Para responder la pregunta, nada mejor que ir a verlos en vivo, cuando se presenten en Niceto Club (Niceto Vega y Humboldt, Ciudad de Buenos Aires) el sábado 3 de diciembre a las 21 hs.

22/9/2011

Notas relacionadas:

Los Saicos en Buenos Aires: Una cuenta saldada con el pasado

www.fronteramusical.com.ar